Enseñando para la autonomía de niños con capacidades diferentes

Experta internacional en baja visión ofrece taller especializado
21 julio, 2015
VIVE TU HUERTO
19 agosto, 2015

Con más de 20 años de experiencia en educación diferencial, especialista en niños con problemas de visión y magister en discapacidad múltiple, la Directora de la Escuela Especial de Corpaliv,  Teresa Barrientos, hace 5 años  que está a la cabeza de dicho centro de educación gratuita para  menores que presenten condiciones especiales.

 

“Conozco Corpaliv, desde sus inicios -en los años 90- como agrupación de padres,  que se origina ante la necesidad que sus  hijos/as tuvieran una opción educativa, dado que al presentar discapacidad sensorial , motriz y/o  cognitiva no contaban con un lugar donde llevarlos para completar su educación e incorporación social. Varios de aquellos  papás pertenecían al directorio, mantuvimos el vínculo a través del tiempo, así es como desde el año 2011, estoy a cargo de su proyecto más importante, la Escuela Especial  Jan Van Dijk”, relata la educadora.

 

Teresa Barrientos al principio se resistió a tomar este puesto más bien administrativo, porque expresa: “a mí me gusta mucho el trabajo directo con los niños en la sala, fue un gran cambio en mi vida. Lo hice porque pienso que es una manera de transmitir algo  de mi experiencia (adquirida en varias escuelas de este tipo)  al equipo de profesores de esta Corporación, que por lo demás en la actualidad trabajamos todos juntos”, aseguró la profesional. Sin embargo Teresa, “la Tere” como le dicen sus cercanos, cada vez que puede se la ve  aplicando sus conocimientos en las salas con los alumnos.

 

Actualmente la Escuela tiene una matrícula de  35  niños y niñas, sin embargo tiene capacidad para 45,  cuenta con un equipo de 5 profesoras, más dos músicoterapeutas, todos son personas que diariamente  tienen un gran compromiso con los alumnos , sobre todo  mucho respeto a las características  y necesidades especiales de  ellos  y a los miembros de sus familias.

 

En el establecimiento  se utilizan diversas estrategias de trabajo para abordar las necesidades de los alumnos por ejemplo; lengua de señas, calendarios de anticipación de actividades, ejercitación de la baja visión, estimulación cognitiva y sensorial. Diferentes en cada sala, en directa relación al grupo y de  acuerdo  a las disposiciones del Ministerio de Educación no se puede trabajar con más de 8 menores de estas características. Cada estudiante cuenta con su programa educativo individual, el que se lleva a cabo junto con la familia, para lograr así buenos resultados.

 

“Nosotros nos enfocamos día a  día en mejorar y potenciar la autonomía de todos ellos, en las actividades rutinarias, tales como es alimentarse e ir al baño. Adicionalmente existe  el trabajo con las familias, que  está inserto en nuestros programas , para así mejorar la vida de los menores y su grupo familiar” destaca la Directora.

 

EL FUTURO

 

En general en este tipo de educación los niños pueden permanecer hasta incluso los 24 años. La gran preocupación  que ronda la mente de Teresa Barrientos se enmarca en la siguiente aseveración: “si para una persona que presenta una sola discapacidad es difícil enfrentar la vida, hay que imaginar lo que significa para un niño o niña que tiene sordera, ceguera y problemas motores. En otros países se ha encontrado algunas soluciones a este gran problema social, pero principalmente esta variante pasa por como la sociedad visualiza a las personas con discapacidad,  y que oportunidades les ofrece. Así como también es muy importante el hecho de como  la familia ve a su propio hijo/a ; si como un eterno niño o como una personita con derechos y posibilidades”, dice la profesora.

 

La Corporación va iniciar una campaña de socios, para obtener más recursos, para seguir brindado la educación de calidad gratuita a  este segmento y  además seguir realizando el trabajo de acoger, impartir talleres  y  acompañar a sus familias.

 

“Mi mayor sueño es que todos los niños deben tener derecho a recibir una educación de calidad y de acuerdo a sus necesidades y la sociedad tiene que  acostumbrarse a verlos como personas que aportan”, acotó Teresa Barrientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *