Inclusión y discapacidad múltiple

El 3 de diciembre se celebra el “día de las personas con discapacidad”, entonces la noticia que la Cámara de Diputados, rectificó la decisión de la Comisión de Familia de no aumentar la subvención a organismos colaboradores del Sename, fue muy positiva, ya que logró anteponer los derechos de los niños vulnerables a cualquier principio político.

Hay varias escuelas especiales que trabajan con niños, niñas y jóvenes con discapacidad múltiple, (que es la suma de varios tipos y grados de discapacidades en una persona) que han atendido a estudiantes que provienen del Sename, como es el caso de la Escuela Especial de Corpaliv, cabe destacar que estos menores son recibidos en un ambiente donde se les brinda amor, formación y educación respetando sus necesidades individuales. En muchas ocasiones el Ministerio de Educación pide evaluar a estos alumnos, con los mismos parámetros que a un niño sin discapacidad, esto se transforma en una tarea muy difícil, ya que la gran mayoría de ellos no se comunica verbalmente, expresan sus emociones y pensamientos de una forma diferente al común de los niños de su edad, no salen a protestar, ni se toman los colegios, no se paran en la moneda a exigir ser escuchados, ni se quitan la ropa en público. ¿Esto los hace menos importantes, o sus necesidades más postergables?

Es urgente que quienes legislan se detengan a conocer la realidad de las familias que conviven con la Discapacidad Múltiple, que conozcan de manera más profunda las Escuelas que trabajan con estos niños y niñas y vean de cerca todo lo que les puede facilitar el camino para desarrollarse y ser felices. Es importante que vayan a terreno, que conversen con quienes saben del tema, para luego sentarse a reflexionar sobre ¿cuáles serían las mejores políticas públicas para esta minoría? Todos hemos podido presenciar a través de la transmisión de la Teletón, impactantes casos de rehabilitación, esto da ciertas luces de las necesidades especiales  que tiene este sector de nuestra sociedad y como se puede salir adelante, encontrando el apoyo preciso.

Finalmente tenemos que trabajar en conjunto para hacer de Chile, un país sin barreras para las personas con discapacidad múltiple y lograr la verdadera inclusión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *